Adopta

Estarás salvando dos vidas, la de tu amigo y el próximo rescatado ya que dejas un hueco libre.
Cuando decides adoptar a un amigo peludo piensa en el tiempo que podrás dedicarle, en el coste de sus necesidades y si podrás ser su compañero para siempre. No te guíes solo por su edad o su físico, piensa en sus características y si es compatible con tu estilo de vida. ¡Adopta de manera responsable!